Los diez pecados capitales del marketing

pecados del marketing

Según Philip Kotler, el marketing ha dejado actualmente de funcionar. Muchos productos nuevos están fracasando a un ritmo desastroso. Muchas campañas de publicidad no registran nada diferente en la mente del cliente. El correo directo y los e-mails raramente alcanzan un porcentaje de respuesta del
1 por 100. Muchos productos se revelan como commodities intercambiables en lugar de marcas potentes. No es de extrañar que los directores generales estén pidiendo más responsabilidad por parte del marketing. Quieren que sus expertos aporten estimaciones financieras de la rentabilidad de la inversión, antes y después de cada campaña. Sin responsabilidad por el beneficio, los presupuestos de marketing continuarán siendo los primeros en reducirse cuando las compañías recorten costes.

Según Philip Kotler, el marketing ha dejado actualmente de funcionar. Muchos productos nuevos están fracasando a un ritmo desastroso. Muchas campañas de publicidad no registran nada diferente en la mente del cliente. El correo directo y los e-mails raramente alcanzan un porcentaje de respuesta del
1 por 100. Muchos productos se revelan como commodities intercambiables en lugar de marcas potentes. No es de extrañar que los directores generales estén pidiendo más responsabilidad por parte del marketing. Quieren que sus expertos aporten estimaciones financieras de la rentabilidad de la inversión, antes y después de cada campaña. Sin responsabilidad por el beneficio, los presupuestos de marketing continuarán siendo los primeros en reducirse cuando las compañías recorten costes.

¿Cuáles son estas deficiencias que comenta Kotler en su libro Los diez pecados capitales del marketing?

  • La empresa no está suficientemente focalizada en el mercado y orientada hacia el cliente.
  • La empresa no conoce bien a sus clientes.
  • La empresa no controla a sus competidores.
  • La empresa gestiona mal su relación con los grupos de interés.
  • A la empresa no se le da bien encontrar oportunidades nuevas.
  • El proceso de planificación de marketing de la compañía es deficiente.
  • Se tienen que reforzar las políticas de productos y servicios de la compañía.
  • Los esfuerzos de creación de marca y de comunicaciones de la compañía son débiles.
  • La empresa no está bien organizada para llevar a cabo el marketing.
  • La empresa no ha utilizado la tecnología al máximo.

Pienso que, a partir de estos comentarios realizados por el número uno de marketing estratégico.


Te Gusto Compartelo

Escribir comentario

Comentarios: 0